• Laber Consultoria
  • Laber Formación
  • Laber Suministros
  • Laber Inspección
Grasas trans industriales en los alimentos: establecimiento de un límite legal

Hasta el próximo día 1 de noviembre, se encuentra abierto el plazo para el envío de comentarios y observaciones a la iniciativa de la Comisión relativa al establecimiento de un límite legal para grasas trans industriales en los alimentos.

El  proyecto de Reglamento relativo al establecimiento de un límite legal para grasas trans industriales en los alimentos prevé la modificación del anexo III del Reglamento (CE) nº  1925/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de diciembre de 2006 , sobre la adición de vitaminas, minerales y otras sustancias determinadas a los alimentos, para introducir una limitación al contenido en alimentos de grasas trans distintas a las que tienen su origen en la grasa animal.

El proyecto establece que la grasa trans es una sustancia distinta de las vitaminas y minerales para la cual se han identificado efectos dañinos para la salud y en consecuencia, acuerda que ha de incluirse en la parte B del anexo III del Reglamento (CE) nº 1925/2006 así como que su adición a los alimentos o su uso en su fabricación solo debe permitirse en las condiciones especificadas en dicho anexo.

Se prevé el establecimiento del límite en un máximo de 2 gramos de grasas trans - distintas de las grasas trans presentes naturalmente en la grasa animal - por 100 gramos de grasa, que será de aplicación directa en todos los países de la Unión Europea.

Se aplicarán las definiciones de "grasa" y de "grasa trans" que figuran en los puntos (2) y (4) del anexo I del Reglamento (CE) nº 1169/2011:

2. Por «grasas» se entenderán todos los lípidos, incluidos los fosfolípidos.

4. Por «grasas trans» se entenderán los ácidos grasos que poseen, en la configuración trans, dobles enlaces carbono-carbono, con uno o más enlaces no conjugados (a saber, interrumpidos al menos por un grupo metileno).

El proyecto prevé que los alimentos que no cumplan con lo anterior puedan seguir comercializándose hasta el 1 de abril de 2021, que será el plazo durante el cual la industria deberá analizar y revisar sus productos y sus formulaciones y buscar alternativas para poder dar cumplimiento a este límite.

Volver a categoría
ç