• Laber Consultoria
  • Laber Formación
  • Laber Suministros
  • Laber Inspección
Alemania debate si gravar la carne por el bienestar animal

Alemania se ha enfrascado en un enconado debate en torno a varias propuestas para elevar los impuestos a la carne y dedicar ese dinero a mejorar el bienestar en las granjas o a la protección del medioambiente. Las reacciones en contra no se han hecho esperar.

 

La chispa saltó con una columna de opinión del portavoz parlamentario de Los Verdes para política agraria, Friedrich Ostendorff, en el diario Welt. "Estoy a favor de eliminar la reducción del impuesto sobre el valor añadido (IVA) para la carne y destinarlos a medidas a favor del bienestar animal", aseguró el veterano político.

 

La frase significaba que el gravamen sobre los productos cárnicos pasaba del actual 7 % al 19 %. El kilo de carne picada de ternera, esta semana a 4,99 euros en los Lidl de toda Alemania, pasaría instantáneamente a costar 5,55 euros. La bandeja de pechugas de pollo, ahora a 2,99 euros en la cadena Aldi, se incrementaría hasta los 3,32 euros.

 

Las asociaciones para la conservación del medioambiente y los colectivos vegetarianos y veganos han aplaudido, con mayor o menor cautela, las distintas ideas que, como sondas, han lanzado en las últimas horas a la opinión pública los principales partidos. Pero las reacciones no se ha hecho esperar en un país cuyos hitos gastronómicos pasan por la salchicha, el codillo y el Schnitzel (filete de ternera empanado), y donde el ciudadano medio consume unos 60 kilos de productos cárnicos al año.

 

Tras la propuesta inicial de Ostendorff, que han respaldado a título individual varios políticos de Los Verdes, el Partido Socialdemócrata (SPD) y la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller, Angela Merkel, el Gobierno alemán se ha limitado a destacar las dificultades prácticas de la medida y apuntar que hay otras fórmulas más efectivas para mejorar el bienestar de los animales para la producción cárnica, en sí un fin interesante.

 

Las críticas han emergido a lo largo de todo el espectro político. El ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) ha denunciado que afectaría principalmente al "hombre de la calle" y La Izquierda, en la misma línea, ha señalado que elevar el gravamen lastraría a los "socialmente discriminados".

 

El líder de Los Verdes, Robert Habeck, apostó en el diario "Süddeutsche Zeitung" por dejar de lado esta propuesta porque "no ayuda" y tratar a cambio de reformar el sistema impositivo en su conjunto desde un punto de vista medioambiental y social. (EFE)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: DW

Volver a categoría