• Laber Consultoria
  • Laber Formación
  • Laber Suministros
  • Laber Inspección
La RASFF publica las alertas alimentarias registradas en 2017

El sistema de alertas en seguridad alimentaria de la Unión Europea, RASFF, publica todos los años la información de las alertas que han sido registradas el año anterior.

En 2017, respecto al 2016, se produjo un 28% más de nuevas alertas de las cuales la alerta más frecuente fue de Salmonella, detectada principalmente en carne, huevos y pollo.

 

El informe distingue las notificaciones según el tipo de peligro asociado:

Microorganismos patógenos (peligros microbiológicos). Son los más frecuentes y han crecido un 18% respecto a 2016. Entre ellos encontramos:

  • Salmonellaes el microrganismo más frecuentemente reportado, siendo pollo, huevos y carne los alimentos en los que más frecuentemente se detecta.
  • Listeria monocytogenes, mayormente encontrada en productos de origen animal, aunque también se ha alertado su presencia en comidas preparadas.
  • E. coli, en 2017 se encontraron altos recuentos en moluscos bivalvos. Un tipo patógeno, la productora de shigatoxinas, se encontró en carne, leche y derivados.
  • Norovirus, fundamentalmente encontrados en ostras y frutos del bosque.
  • Campylobacter, la mayoría en pollo fresco.

 

Peligros químicos. Entre ellos encontramos:

  • Residuos de pesticidas, destacan las notificaciones de fipronil en huevos, consecuencia de uso ilegal como antibiótico veterinario.
  • Histamina, en mayo de 2017 varios países (España, Francia e Italia) alertaron altos niveles de histamina en pescado de origen español. En los meses posteriores se sucedieron más notificaciones por parte de Francia.
  • Metales pesados, destacan las alertas notificadas por Italia debido a la presencia de mercurio en pescados españoles.  Otras alertas notificadas este año en el RASFF fueron debidas a altos niveles de cadmio y plomo en distintos tipos de alimentos (suplementos dietéticos, carne y derivados, vegetales…)
  • Alérgenos, siendo leche, gluten y soja los alérgenos más frecuentemente reportados y los cereales y los productos de repostería, los vehículos más afectados.
  • Micotoxinas, destaca la presencia de aflatoxinas en frutos secos y semillas procedentes de países terceros.
  • Residuos de pesticidas, el número es significativamente menor al de 2016. Lógicamente la mayoría son encontrados en frutas y hortalizas, aunque también hay en té, la mayoría procedente de China.
  • Otros. Presencia de contaminantes industriales o de sustancias químicas procedentes de envases que llegan al alimento por migración.

 

Peligros físicos: En la mayoría de los casos, se trata de una contaminación accidental del producto. La presencia de partículas ajenas a la composición del alimento puede representar un riesgo para el consumidor (pueden provocar asfixia, daños en el tracto digestivo, etc.).

Otros: Existen otro tipo de peligros que han originado alertas en 2017, como por ejemplo, una composición del producto no autorizada o la detección de alimentos fraudulentos, entre otros.

 

En cuanto a los peligros calificados como graves en 2017:

 

              Peligro                                      Nº de notificaciones en el RASFF

 

Microorganismos patógenos                                         1.073

Metales pesados                                                              284

Alérgenos                                                                        144

Composición                                                                   161

Micotoxinas                                                                     581

Residuos de pesticidas                                                  338

Cuerpos extraños                                                           131

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: OCU  RASFF

Volver a categoría
ç