• Laber Consultoria
  • Laber Formación
  • Laber Suministros
  • Laber Inspección
Reducción del uso de pesticidas para salvar a las abejas europeas

Las abejas y otros insectos polinizadores son fundamentales para salvaguardar nuestros ecosistemas y su biodiversidad. Por ello, el Parlamento Europeo reclama medidas adicionales que refuercen el plan de la Comisión, considerado insuficiente. El primer paso pasa por la reducción de plaguicidas.

 

En una resolución aprobada recientemente, el Parlamento apoya la Iniciativa de Polinizadores de la UE, pero destaca que no protege lo suficiente a las abejas y a otros polinizadores de algunas de sus amenazas, como la agricultura intensiva, los plaguicidas, el cambio climático, los cambios en el uso del suelo, la pérdida del hábitat o las especies invasoras.

 

La reducción del uso de plaguicidas en los hábitats de las abejas debe ser un objetivo clave de la futura Política Agrícola Común (PAC), afirma el texto. Los eurodiputados quieren que se incluyan objetivos de reducción obligatorios a escala europea en la próxima revisión de la directiva sobre el uso sostenible de los pesticidas.

 

En último lugar, el Parlamento reclama más fondos para apoyar la investigación sobre las causas del declive de las abejas con el fin de proteger la diversidad de las especies polinizadoras.

 

En abril de 2018, la UE acordó prohibir totalmente el uso al aire libre de los plaguicidas imidaclopridclotianidina y tiametoxam, conocidos como neonicotinoides. Sin embargo, varios Estados notificaron exenciones de emergencia en relación con su uso en un territorio.

 

Tras la insistencia del Parlamento y del Consejo para que se tomen medidas de protección de las abejas y otros polinizadores, la Comisión presentó en junio de 2018 la Iniciativa sobre los Polinizadores.

 

Durante los últimos años, las pérdidas sufridas dentro de las poblaciones de abejas comunes dan testimonio de un problema a gran escala: el drástico descenso del número y la diversidad de todo tipo de insectos polinizadores silvestres europeos, como las abejas silvestres, las mariposas o las polillas.

 

Los cultivos que dependen de los polinizadores presentan diferentes grados de dependencia, pero se estima que entre el 5 y el 8% de la producción vegetal animal se atribuye a la polinización animal y, solo en la UE, el 84% de las especies de cultivos y el 78% de las especies de flores silvestres en la UE dependen, al menos en parte, de la polinización animal. En la UE se destinan anualmente casi 15.000 millones de euros a los insectos polinizadores.

 

La iniciativa sobre los polinizadores de la UE refleja la ambición de la Comisión de alcanzar el objetivo para 2020 de detener y revertir la pérdida de biodiversidad y servicios ecosistémicos, reafirmada por el plan de acción en pro de la naturaleza, las personas y la economía.

 

El Parlamento pide ahora a la Comisión que se pongan en marcha los recursos suficientes para presentar un programa de acción a gran escala que proteja a estos insectos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Revista Alimentaria

Volver a categoría