• Laber Consultoria
  • Laber Formación
  • Laber Suministros
  • Laber Inspección
Sensores espectrales de infrarrojos para mejorar la calidad de productos hortofrutícolas

La Cátedra AgroBank Calidad e Innovación de la Universidad de Lleida (UdL) ha premiado una tesis sobre el control de calidad de productos hortofrutícolas. La investigadora cordobesa Irina Torres, doctora por la Universidad de Córdoba (UCO), se ha convertido en la ganadora de la cuarta edición de este galardón, dotado con 5.000 euros, que tiene como fin premiar la investigación de excelencia en el sector agroalimentario. El accésit de 1.000 euros, que se entrega por primera vez, se ha concedido a una tesis sobre la automatización del riego en cerezos, desarrollada por Víctor Blanco, de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT). 

El jurado ha escogido la tesis titulada “Sensores espectrales de infrarrojo próximo para la caracterización, autenticación y aseguramiento de la calidad y seguridad de productos hortofrutícolas", de un total de 37 candidaturas, un 16% más que el año anterior, según destaca el director de la Cátedra AgroBank, Antonio Ramos. Andalucía ha sido la comunidad autónoma con más tesis presentadas (8), seguida de Cataluña (7) y Madrid (5). En cuanto a los centros, las universidades de Zaragoza y Córdoba lideran el listado, con 4 cada una. 

La investigación, que plantea la aplicación de sensores espectrales de infrarrojos para controlar la trazabilidad, seguridad y calidad de los productos hortofrutícolas, ha sido dirigida por las profesoras de la UCO Mª Teresa Sánchez y Dolores Pérez. 

La tesis plantea el uso de sensores de espectroscopia de reflectancia en el infrarrojo próximo (NIRS, del inglés Near Infrared Spectroscopy) en el sector hortofrutícola para un “control fiable de la calidad, la trazabilidad, y de aspectos relativos a la seguridad alimentaria a lo largo de toda la cadena de producción”. Además, sin “el carácter destructivo de los análisis actuales”, explica Antonio Ramos, director de la Cátedra AgroBank-UdL. 

El estudio propone introducir los sensores NIRS “en las diferentes etapas de la cadena de producción, garantizando así el control de los procesos y la integridad del producto desde el campo hasta el consumidor”. “El sistema permitiría controlar, por ejemplo, el nivel de nitratos, regulado por normativa europea”, añade Ramos. 

La tesis ganadora del accésit, “Bases agronómicas y fisiológicas para la automatización del riego deficitario controlado en cerezo”, analiza diferentes estrategias para “áreas de clima mediterráneo, altamente vulnerables al cambio climático, donde el agua es un factor limitante”. El trabajo de Víctor Blanco, dirigido por los profesores de la UPCT Rafael Domingo y Alejandro Pérez, “propone un modelo para la estimación del estado hídrico de los árboles a partir de redes sin hilos de sensores de suelo y clima fácilmente automatizables”. 

 

Los organizadores de los premios de la Cátedra AgroBank de la UdL han anunciado que la concesión de un accésit se consolida para las próximas ediciones

 

La Cátedra AgroBank Calidad e Innovación en el sector agroalimentario de la UdL, creada en el 2016, tiene entre sus objetivos fundamentales el reconocimiento de la búsqueda de excelencia que se está desarrollando en el ámbito agroalimentario, la promoción de la transferencia de conocimiento científico y técnico entre investigadores, profesionales del sector y clientes de la entidad financiera, y el impulso de la calidad y la innovación en el ámbito agroalimentario. AgroBank, la línea de negocio de CaixaBank especializada en los sectores agrario y agroalimentario, financia esta Cátedra de la Universidad de Lleida, que abrirá en otoño el plazo para presentar candidaturas a la quinta edición de este galardón para tesis doctorales. 

En sus cinco años de vida, AgroBank ha consolidado su liderazgo en este segmento y tiene como clientes a uno de cada cuatro agricultores españoles. La propuesta de valor de AgroBank combina el desarrollo de los mejores productos y servicios adaptados a las peculiaridades de los agricultores, ganaderos o cooperativistas del sector, junto con un asesoramiento próximo e integral, no solo con el apoyo financiero, sino también desde la planificación conjunta, la ayuda a la formación y la especialización para ofrecer un servicio realmente útil. 

AgroBank cuenta con casi 1.000 oficinas propias y 3.000 profesionales con un alto conocimiento del sector, y lleva a cabo acciones de impulso al mismo, como jornadas técnicas o firma de acuerdos con organizaciones de relevancia.

 

 

 

 

 

 

Fuente: Revista Alimentaria

Imagen: Irina Torres, ganadora mejor tesis Cátedra AgroBank

 

 

Volver a categoría